El vídeo de animación: un formato para integrar en tu estrategia de marketing

Gran parte de las personas somos más visuales que auditivas o kinestésicas y, por lo tanto, prestamos mayor atención a elementos llamativos a la vista o en movimiento. Los vídeos animados pueden ayudarte a promocionar tu marca, explorar nuevos territorios, y llegar a nuevas audiencias. Son una buena oportunidad para contar una historia, dar a conocer tus productos, y acercarte a un gran número de clientes potenciales. Con los vídeos animados puedes enviar mensajes convincentes, y hacer que tu audiencia se interese en lo que muestras.

¿Cuáles son los beneficios de los vídeos animados?

Un vídeo animado es una producción audiovisual que requiere de técnicas específicas, que pueden ser desde superposiciones de imágenes hasta dibujos computarizados en movimiento. Su uso proporciona varios beneficios a las empresas:

  • Mejoran tus conversiones y ventas

Incrustar un vídeo animado en la página de inicio de tu sitio web puede aumentar tu tasa de conversión en un 80%. Ofrecer este tipo de vídeos para explicar a los consumidores cómo funciona tu producto o servicio, puede animarles a comprarlo, mejorando también su experiencia de compra.

  • Aumentan el reconocimiento de tu marca

A los usuarios de Internet les gustará ver un vídeo animado de tu marca y lo compartirán fácilmente, ya que suelen ser muy dinámicos y explicativos. Si son de calidad, dan una buena imagen de marca.

  • Mejoran la confianza de los usuarios

Los consumidores compran si confían en tu marca. Cada actividad de marketing que tu empresa realice debe orientarse en esta dirección. Los vídeos de animación son una excelente manera de ofrecer contenido educativo y entretenido que ayudará a convertir a tus prospects en clientes.

  • Proporcionan ventajas si se difunden en redes sociales

Las redes sociales más conocidas (Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn) son la mejor plataforma para el formato de vídeo. Todas estas redes tienen innumerables clientes potenciales a los que se puede llegar a través de vídeos de animación de calidad.

A parte de estas ventajas, no debemos olvidar que realizar un vídeo animado es más económico que realizar un vídeo estándar. A menudo, este tipo de vídeos requieren de más creatividad, partiendo de una idea muy clara, pero permiten ahorrar en logística. Un buen ejemplo son las infografías animadas, un recurso más accesible que suele atraer a un público muy amplio.

¿Cómo diseñar un vídeo animado?

Crear vídeos de animación no es tan fácil como parece. En efecto, requiere imaginar un concepto, hacer un guion gráfico, animar, y finalmente editar el vídeo. Los colores, texturas y combinaciones son elementos importantes a tener en cuenta. El audio es también un recurso fundamental, y se puede usar de distintas formas: locutor, música de fondo, efectos sonoros, entre otros. Visto esto, la mejor opción es encargar la producción de este tipo de vídeos a una productora audiovisual experimentada. Esta le dará un aspecto profesional a la idea, y diseñará un vídeo con la mejor calidad posible, dotando de valor añadido al producto.  

¿Quieres ver más ejemplos de vídeos de animación que hemos realizado? Haz clic aquí.

¿Necesitas ayuda para elaborar un vídeo de animación ? maurits es tu mejor opción. Rellena este formulario para que podamos mandarte un presupuesto.

No olvides visitar nuestro Blog y seguirnos en nuestras redes sociales: InstagramTwitterFacebookYoutube y LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *