Los estereotipos en la publicidad

El mensaje de los anunciantes debe transmitirse con eficiencia y rapidez, con el objetivo de conseguir una identificación fácil y lograr que un máximo de espectadores consumen o compren el producto anunciado. Por tanto, la publicidad simplifica la realidad de nuestra sociedad y amplifica sus estereotipos para dirigirse a un gran número de personas rápidamente. 

Los estereotipos generalizan a personas o grupos de personas, y esto, obviamente, puede tener consecuencias negativas.

En efecto, estos esquemas de clasificación tienen repercusiones en la mente de los consumidores, y, sobre todo, de los niños que integran esas ideas inconscientemente.  Los estereotipos descuidan la individualidad de cada uno para centrarse en el cliché grupal, pudiendo así vincularse con el racismo y el sexismo, por ejemplo.

Los estereotipos de género

En el centro de los debates sobre los estereotipos difundidos por los anunciantes, se encuentran los estereotipos de género. Las conclusiones de muchos estudios publicitarios son claras: el papel atribuido a la mujer es reduccionista y, voluntariamente o no, los estereotipos de “género” siguen impregnando una gran cantidad de mensajes

Observación 1: Los hombres, independientemente de los roles que ocupen, aparecen más que las mujeres.

Observación 2: Una distribución estereotipada de categorías de productos: los hombres para hablar de coches y las mujeres para el cuidado del cuerpo, por ejemplo.

Observación 3: Los roles de experto están ocupados casi exclusivamente por hombres (82% versus 18%).

Observación 4: El 54% de los anuncios que representan desnudez parcial o total de los personajes están protagonizados por mujeres.

Estos estereotipos representan un obstáculo para el logro de la igualdad entre mujeres y hombres. Según el Consejo de Europa, promueven la discriminación por razón de género.

Soluciones

Los gobiernos pueden actuar para limitar la divulgación de estos estereotipos. Por ejemplo, el Gobierno español se plantea ilegalizar la publicidad que exhiba el cuerpo femenino para vender productos. Ya la ley “Advertising Standards Authority”, en el Reino Unido, prohibió anuncios en los que se muestran a hombres y a mujeres en situaciones estereotipadas.

Sin embargo, el poder está en las manos de las agencias de publicidad y de los equipos de marketing de las marcas. Al fin y al cabo, son ellos los que tienen que actuar y ofrecer una publicidad menos estereotipada y con más diversidad física, de género, étnica, etc.

Si estás interesado/a en el marketing digital, síguenos en nuestras redes sociales (InstagramTwitterFacebookYoutube y LinkedIn) y pásate por nuestro blog para no perderte nuevos contenidos de tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *